#truMadrid: La (des)conferencia sobre reclutamiento

Entrada del edificio de Madrid Lab donde se celebro el evento

Me decía hace poco un gran profesional del entorno 2.0 y los eventos con el que estoy teniendo el gusto de colaborar en un proyecto, que en Madrid en los últimos tiempos están proliferando los mismos en torno a esta apasionante nueva realidad a la que nos estamos abriendo poco a poco, que cada día hay mínimo uno o dos de ellos en la ciudad.

Eso y que en Madrid nos congregamos del orden del 60% de los twitteros de España (siendo Twitter la tercera red social del país), me da la medida de que pese a la situación en la que vivimos con economías y bancos transatlánticos que se hunden, de un modelo de profesionales y de gestión en decadencia (con los políticos a la cabeza), algo, por pequeño que sea, se mueve, empujado, soplado o animado por un pequeño grupo de creyentes (cada vez mayor) que apostamos porque otra realidad profesional es posible, y aún mas, esta viniendo para quedarse.Y es en ese ambiente de proliferación de actividades, eventos variopintos y reuniones descorbatadas en torno a este 2.0 que se celebró y tuve oportunidad de acudir a #truMadrid.

#truMadrid es una serie de eventos celebrados por toda Europa por Bill Boorman, hombre multidiscplinar en actividades tales como conferenciante, reclutador, bloguero y twittero. Entre las experiencias compartidas por el propio Bill, nos contó como había gestionado el reclutamiento del Hard Rock Café de Florencia usando Facebook como herramienta para reclutar y atraer, consiguiendo organizar a través de este medio 600 entrevistas en 3 días, “con mucho cafe y tabaco” para ello.

En pleno “track”

Según Bill, esta nueva realidad podría estar en 3 años entre nosotros, con el uso de redes sociales no solo como único medio para reclutar sino para gestionar el talento ya in company. Para el, Facebook podría considerarse el principal canal de reclutamiento siendo algo así como un “c.v. vital” (de lo que se podría deducir que como se dice cada vez mas, el c.v. en papel estaría viviendo sus ultimas horas). Siguiendo en esta línea, “Twitter es el primer nivel de contacto con relaciones rápidas, seguido de LinkedIn donde puedes entrar a profundizar a nivel profesional y Facebook como tercer nivel mas profundo en cuanto a relación personal se refiere”.

Con un formato tan particular como el aspecto del propio Bill, la conferencia consistió en dos días de charlas muy abiertas oscilando entre el inglés y el español entre profesionales mayoritariamente de recursos humanos, en las cuales dirigidos orientados por un moderador se iban tratando diversos temas, todos ellos relacionados con el reclutamiento, con las redes sociales, y en general con toda esta nueva realidad que como comentaba antes está llegando a nosotros. No power points (a Dios gracias) y no dress code eran algunas de las innovadoras normas de las charlas, para convertirlas así en des-conferencias.

Con Bill

Cabe destacar el alto nivel profesional de los asistentes y las marcas allí representadas, siendo muchos de ellos “viejos” conocidos para mi ya sea a través de redes sociales como ya en persona, lo que me da que pensar que estamos llevando a cabo una revolución pacifica unos cuantos (cada día más) en este nuevo credo del cambio y que no parece que nos vayamos a rendir fácilmente. Por citar algunos estaban Andrés Ortega, Paco Tamayo (al cual de doy las gracias por la invitación), Pablo Alonso, Ximo Salas, María González, Juan Carlos Barceló, María Bretón, o marcas como TalentousJobbsy o Wiseri.

Eventos como este, con profesionales como estos, me hacen seguir teniendo la llama de la esperanza prendida. No creo que esta realidad esté implantada entre nosotros y aceptada como algo habitual en 3 años, pero si quiero creer y esperar que será antes del final de esta década cuando podamos decir que la travesía del desierto pasó y que el nuevo paradigma, el de la 3º revolución industrial, la del conocimiento y el talento apoyada por la tecnología, estará ya instalado y funcionando con normalidad entre nosotros.

Anuncios

Café & Jobs: hasta el infinito y mas allá

Aunque hace ya unas semanas que tuvo lugar esta tercera edición, no puedo dejar de hacer un breve comentario acerca de dicho día.

Nuevamente el equipo de Jobbsy consiguió superarse en un evento aún mas grande, con aún mas candidatos y aún mas reclutadores en un emplazamiento aún mayor. Al estilo Hollywoodense de aquellas segundas partes que superan en espectacularidad a la primera, incluso cuando piensas que la primera no se puede superar y si embargo ¡zas! consiguen dejarte boquiabierto.

Candidatos (vía Café & Jobs)
Candidatos (vía Café & Jobs)

Si como ya comente aquí la segunda edición me causo muy buena impresión, esta tercera supero todas mis expectativas. Desde el lugar, que creció hasta convertirse en parte de la planta baja y patio del hotel Rafael Atocha, pasando por la ingente cantidad de personas de diversa índole, procedencia, edad, sector etc. que se acreditaba, hasta la sala donde se llevaban a cabo las entrevistas, con un gran numero de entrevistadores.

La zona de networking también creció situandose en el patio, donde todas las personas que asistimos pudimos charlar en un ambiente muy agradable, disfrutando de un refresco en una tarde primaveral espectacular.

De seguir este evolución (que por lo que me han contando, probablemente será así) no puedo mas que volver a quitarme el sombrero (pues ya lo hice en la anterior) ante esta iniciativa, que lleva camino de convertirse en un éxito sin procedentes (si es que ya no lo es).

En la difícil situación del mercado laboral que vivimos, ademas de ayudar a las personas a incorporarse al mercado laboral o mejorar su situación actual (recordemos, la asistencia al evento es gratuita y todos los entrevistadores tienen procesos reales y abiertos) Javier Sevilla con un gran empuje emprendedor ha encontrado un estupendo nicho de mercado, siendo Café & Jobs un complemento ideal a Jobbsy, buscador de empleo que por otra parte tiene una maravilla de tecnología funcionando por detrás, siendo para mi gusto de los mejores buscadores de empleo en ese sentido.

Espero con impaciencia la cuarta edición, para ver con qué son capaces de sorprendernos los amigos de Café & Jobs.

¡Enhorabuena!

El grupo #rrhhmad

Hace unas semanas y de la forma mas espontánea empece a conocer a una serie de personas a las cuales les estoy muy agradecido (porque de bien nacido es ser agradecido) por todo lo que me están aportando y todo lo que estoy aprendiendo de ellos.


Todo surgio de una manera muy natural, haciendo eso que zumo de empleo y tantos otros recomiendan a la hora de hacer networking: saliendo a la calle y no aguardando detrás de la pantalla a que suceda algo.

Pues he aquí que estaba yo trabajando en LinkedIn un día y llegue navegando a un grupo llamado PinkSlipParty. Aquí descubrí que este grupo organizaba eventos de networking para desempleados, así que me aventure una tarde de lunes armado con mi iPhone y mi iPad a ver en que consistía esto.

Sucedió que en la misma estaba presente Javier Sevilla, CEO de Jobbsy hablando acerca de un evento llamado Café & Jobs organizado también por el y su equipo para el que ya no había plazas, pero para el que de manera extraordinaria se iban a poner algunas invitaciones mas disponibles al día siguiente.

Nuevamente movido por la máxima de “desvirtualizar tu yo“, conseguí una invitación y me presente allí el día del evento con las mismas armas. Sucedió que no mantuve ninguna entrevista (objetivo fundamental de este evento) pero si que conseguí algo mucho mas valioso para mi: conocer y charlar con varias personas, entre las cuales tengo que destacar como la mas importante para mi, ya que ha conseguido introducirme en esta nueva realidad en la que estoy, al hombre palanca por excelencia, el que todo lo consigue, el hombre sin miedo, el que no conoce el significado de la palabra “imposible“: Ruben Codosero.

Él fue el que me hablo de este grupo de personas, personas que sueñan con un mundo mejor, con una realidad humana y profesional mejor, donde la tiranía de la mediocridad no existe y el talento fluye libremente en perfecta convivencia de marcas personales y organizaciones, situacion que beneficia a ambas partes. Escritores de libros, de blogs, twitteros acérrimos, amante de las redes sociales, profetas de la marca personal, de las nuevas formas de búsqueda de empleo, emprendedores de si mismos, conferenciantes y visionarios.

El “nombre” (aunque provisional) que este grupo se ha dado es #rrhhmad, con un hashtag delante quizás por la importancia de Twitter en la actividad del mismo y como medio que ha servido para unir a este grupo de personas.

Después de aquel Café & Jobs y con el nexo virtual de Twitter como cordón umbilical, coincidí con parte de ellos en otra Pink Slip Party, pero sobre todo coincidí en un maravilloso día al que acudimos muchísimos de los integrantes de este grupo, que discurrió desde primera hora (¡ese desayuno onírico en el Café Gijón con Perez Reverte de vecino de mesa!) hasta el final de la tarde (y para algunos aún más). Aquel día tuve la oportunidad de desvirtualizar a muchos de ellos, pudimos conversar, reirnos, y poner en común muchas ideas. Podeis leer artículos de dicho día en los blogs de algunas de aquellas personas, vía Ruben Codosero, Ximo Salas, Jaime Pereira o Javier de Usera.

Hoy y después del paso de algunos días con la perspectiva que eso otorga y con un grupo de LinkedIn creado por mi (aunque cogestionado por cualquiera de los participantes de aquel día) con la intención de servir de foro y punto de encuentro entre todos, seria bonito madurar algunas de esas ideas de manera que al menos una de ellas germinara, un pequeño pero muy valioso fruto para poder transformar en materia, en realidad todo aquella amalgama de energía, ideas, intenciones, talento que flotaba en el ambiente.

Los resultados pueden ser impresionantes, ¡solo falta ponerle el cascabel al gato!

El concepto Pink Slip Party

Hace unas semanas tuve la oportunidad de pasar por segunda vez por la”Pink Slip Party” de Madrid, proyecto detrás del cual están Enrique Brito y Paco Tamayo (y César Dalmau en sus orígenes).

Este evento de carácter totalmente desinteresado (cuyo nombre proviene de la copia rosada del papel autocopiativo que el trabajador conserva cuando le comunican el despido en Estados Unidos) está encaminado a facilitar a las personas la búsqueda de empleo, por lo que hay que reconocer que el nombre del mismo es de una gran ocurrencia.

El formato es el siguiente: en primer lugar hay un ponente, con una charla sobre algún tema relacionado con la búsqueda de empleo. En la anterior ocasión la ponente fue Jane Rodríguez del Tronco con su “Elevator pitch” del cual puedes ver un extracto aquí:

y en esta ultima el ponente fue Pedro Amador con su concepto de búsqueda de la felicidad en el trabajo, que puedes ver íntegramente aquí:

Después de la exposición (debo decir que ambas me gustaron mucho y que los ponentes son de primer nivel) se inicia la parte en la cual hay una serie de reclutadores invitados, los cuales comentan al publico asistente cuales son los perfiles que están buscando en ese momento.

Hecho esto, por ultimo el evento formal se cierra dando paso a una parte mas libre donde cualquier persona puede acercarse libremente a los reclutadores a dejarles su c.v. o simplemente puede dedicarse a hacer networking, charlando con otros asistentes, etc.

Nuevamente , y al igual que me sucedió hace unas semanas con el evento Café & Jobs no me queda mas que dar la enhorabuena a los promotores del evento. Es emocionante descubrir como en esta época tan complicada que estamos viviendo, con tanto talento fuera del sitio donde debería estar, hay iniciativas dispuestas a facilitar y ayudar a las personas y a las organizaciones a poner las cosas como deberían estar: El mejor talento en el lugar donde mas puede aportar.

Atentos porque es un evento de carácter mensual (normalmente el segundo lunes de cada mes), que ademas de Madrid ha empezado a crecer por otras ciudades.

¡Cualquier persona en búsqueda activa de empleo (y aquellos que quieran trabajar su red de networking o ver una buena ponencia) no debería dejar de perdersela!

La segunda edición de Café & Jobs

El pasado martes día 28 pude asistir a la 2ª edición del Café & Jobs en Madrid.

Esta iniciativa consiste en poner en contacto de manera directa, rápida y con ofertas de empleo reales y existentes a profesionales sin empleo o con empleo pero buscando una mejora profesional con reclutadores de diversas compañías, ya sean estas de servicios de búsqueda de profesionales o del departamento de RR.HH. de la propia Compañía.

Supe de este evento hace unas semanas, cuando asistí a un reunión del grupo Pink Slip Party (asunto que requiere de otro post para comentar) del que conocí por LinkedIn y en el cual estaba presente Javier Sevilla, CEO de Jobbsy.com y promotor de la iniciativa. Pese a que el registro de participantes estaba cerrado, al día siguiente se iba a abrir la convocatoria a algunas personas más y me parecia interesante acudir y ver que tipo de trabajo se hacia aquí.

El evento se celebró en una cafetería y es parte de la ideologia del mismo que así sea, de manera que sean varias rápidas entrevistas con el máximo numero de entrevistadores con un cafe de por medio (Café-Y-Trabajos). Si bien es cierto que había muchas personas en el evento (tarde casi 15 minutos en lograr entrar y acreditarme) también es verdad que no era poco el numero de entrevistadores lo que daba lugar a fluidez en las entrevistas.

También en la misma cafetería había un “speakers’ corner”, donde en este caso estaba Maria Luisa Moreno hablando sobre búsqueda de empleo y marca personal, materias en las que es una autoridad.

Puesto que en el momento en que yo llegué todos los entrevistadores estaban ocupados y había bastante gente esperando para hacer entrevistas, preferí esperar un poco a hacer mi turno de entrevistas con Catenon y Talent Search, aun a sabiendas de que no había posiciones abiertas de HR, ya que al llegar y hacer el registro según tu perfil profesional el equipo de Café & Jobs te orienta a las Compañías con las cuales tienes que hacer las entrevistas.

Afortunadamente para mi, fue la mejor opción que pude haber tomado puesto que tuve la oportunidad de conocer y charlar con algunas de las personas que allí estaban. Hablé con candidatos que esperaban su turno para hacer las entrevistas y realmente pude apreciar algo que por otra parte ya sabemos, que es la dura y cruda que es la realidad hoy por hoy para muchas personas en este país. Muchas sin empleo, pero no pocas de las que allí estaban tenían empleo pero con la espada de Damocles pendiendo sobre ellos: con incertidumbre sobre su futuro o simplemente haciendo el trabajo de 2 o 3 personas “y encima no protestes ni levantes la cabeza que te la cortan”. El envilecimiento de las relaciones laborales, una especie de vuelta a los tiempos de la revolución industrial pero en el año 2012.

También pude conversar con parte de las personas que ayudaron a organizar el evento y que son grandes conocedoras de todo lo que esta sucediendo al nivel 2.0 de los recursos humanos ya sea desde la perspectiva de blogueros, coaches, facilitadores, etc. como Rubén García, Jane Rodríguez, o los propios Maria Luisa Moreno o Javier Sevilla. Sus palabras y su sencillez fueron la mayor recompensa que para mi pudo haber aquella tarde.

Sin duda alguna, iniciativas innovadoras y altamente efectivas como esta son bienvenidas dada la situación tan complicada que vivimos en estos días en nuestro pais. Para mi, no solo obedece a la terrible crisis económica que estamos viviendo pero también a que con la llegada del nuevo siglo estamos sufriendo una cambio de paradigma social provocado por el avance de las nuevas tecnologías que hace que todo, incluido el mercado de trabajo, los procesos de selección, las relaciones laborales se tengan que ajustar a los nuevos tiempos; Y de momento, ni muchos candidatos, ni casi ninguna empresa -al menos en este país- están educados para ello.

Estamos todos aprendiendo en una época que sin duda alguna esta siendo -y será aun más- muy emocionante con los nuevos retos que tenemos por delante y tan solo unos pocos días después del derrumbamiento (que aun sigue provocando ruido y polvo a nuestras espaldas) de muchos viejos modelos de estructuras, organizaciones, mentalidades, creencias, etc que han desaparecido o lo harán pronto.

Parece que, ahora si, llegó el siglo XXI y como era de esperar nos cogió a todos un poco verdes en materia de empleo.

¡Hay que ponerse rapidamente al día!